Home


_DSC0391

“The curse of the Indian cemetery” is a popular idea that appears whenever a place seems to bring bad luck. Having the dead buried underneath your house isn’t good. But apparently, it’s even worse if they are Indians.

Having an Indian burial ground underneath your house is the product of the crazy growth that cities grow outwards as much as they grow on top of themselves.

In 2014 I photographed and documented the demolition of a house near my apartment building, located in Pedro de Valdivia with Europa in the commune of Providencia, Santiago, Chile. A new underground train line will be passing there, which is why they decided to create a vent where the house was located. Shortly after taking the photos, news reports mentioned (just once) the discovery of a cemetery of the Llolleo culture; plenty of bodies and vases in the same lot. I found that to be very exciting, because it made me think of Santiago back when it wasn’t Santiago. However, it also made me think of how unlucky it must be for construction companies to stumble upon something like this, because if they have the decency, they’ll have to halt the construction temporarily. Bad luck. In any case, I believe that it’s a good opportunity not only to learn about our older ancestors (we know very little about the valley of Santiago prior to Pedro de Valdivia’s arrival), but also think about the way our city grows.

After that discovery, which I also felt was my own, due to the fact I just happened to photograph a house that was hiding 60 human bodies, I decided to investigate the procedure and options that are present the moment an archaeological discovery like this is made. All of this to sate my curiosity and to share the information with those who walk past the construction site without knowing what is going on inside. This is why I built an information booth that was attended by me, and that was meant to be placed in the corner of that Metro construction site.

I then built a reproduction of the house that was once in that street corner with lined cardboard. This house was built in order to create a space in the showroom that people could go around to see the video I made about the entire experience; from photographing a building being demolished, the following discovery of the bodies, interviews with the ones involved, and the construction of the stall.


“La maldición del cementerio indio” es una idea común que surge cuando un lugar aparentemente carga con mala suerte. Tener muertos enterrados debajo de la casa no es bueno. Pero al parecer es peor si son indios.

Tener un cementerio indio debajo de la casa es producto del loco crecimiento de las ciudades que crecen tanto a sus anchas como sobre sí mismas.

En el 2014 registré en fotografía la demolición de una casa cerca de mi edificio, ubicada en Pedro de Valdivia con calle Europa en la comuna de Providencia, Santiago, Chile. Una de las líneas nuevas de Metro va a pasar por ahí, por lo que en el terreno de la casa instalarán un ducto de ventilación. Poco después de sacar las fotos salió en las noticias (sólo una vez) que en ese mismo terreno habían encontrado un cementerio de la cultura Llolleo; muchos cuerpos y vasijas. Eso me pareció muy emocionante, porque me hizo pensar en Santiago cuando no era Santiago. Sin embargo, también me hizo pensar en la mala suerte que significa para las constructoras encontrarse con algo semejante, porque si hay decencia de por medio deben dejar de construir temporalmente. Mala suerte. Como sea, creo que se trata de una buena oportunidad no solo para conocer sobre nuestros antepasados más antiguos (sabemos poco de lo que fue del valle de Santiago antes de Pedro de Valdivia), sino que para preguntarnos por la manera en que crece la ciudad que habitamos.

A partir de este descubrimiento, que también sentí como propio , ya que, sólo por casualidad saqué fotos de una casa que ocultaba 60 cuerpos humanos, decidí investigar sobre el procedimiento y las opciones que se tienen al momento de dar con un descubrimiento arqueológico como este. Todo esto para saciar mi curiosidad y para compartir esta información con quienes pasan por fuera del terreno en obras sin saber qué pasa dentro. Para eso construí una caseta de informaciones que fue (y será) atendida por mí y que está pensada para ser instalada en la esquina del terreno de Metro.

Luego construí una reproducción de la casa que antes estuvo en esa esquina con cartón forrado. Esta casa la construí para crear un espacio en la sala de exposición que la gente pudiera rodear para ver el video que hice sobre toda la experiencia; desde fotografiar un edificio en demolición, el posterior descubrimiento de los cuerpos, las entrevistas a los involucrados y la construcción de la caseta.

_DSC0394

_DSC0387

_DSC0405

_DSC0422

 

_DSC0383

 

_DSC0414

_DSC0022

_DSC0448

_DSC0530

_DSC0534

_DSC0587

_DSC0599

Licencia de Creative Commons
Cementerio Indio by Pilar Quinteros is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://pilarquinteros.com/2015/08/18/cementerio-indio-2015/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://creativecommons.org/licenses/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s